Colaboraciones
El Instituto de la Rendición de Cuentas

 Las Graves Implicancias de Una Doctrina Judicial
por la Dra. Flavia M. Hubeid de Baca
Tribunal de Cuentas de Jujuy

I. - Introducción:

El caso judicial que habrá de ser objeto de los comentarios siguientes reedita, una vez más, en una de sus muchas vertientes y manifestaciones, lo que más de un autor de la doctrina nacional ha dado en llamar la "permanente tensión entre Administración y Justicia". Dicho en otros términos, eln nunca agotado y siempre álgido tema relacionado con la tenue línea que distingue el control judicial o la judicialización del accionar administrativo. Lo promero, legítimo y necesario; lo segundo, una invasión indeseable de los repartos de competencia. El fallo del que ilustran las líneas siguientes puede claramente enrolarse en esto último.

II. - El Caso "Villamea". Sus antecedentes

El Tribunal de Cuentas de la Provincis de Jujuy promovió al Sr. Juan CarlosnVillamea el procedimiento administrativo de rendición de cuentas con el objeto de que justificara la suma que, en concepto de anticipo con cargo a rendir, había recibido de la Secretaría General de la Gobernaión, y que en dicha repartición permanecía aún sin regularizar.

En dicho procedimiento se presentó Villamea manifestando que los fondos en cuestión le fueron entregados, a modo de viáticos, para solventar los gastos de un viaje a Chile para presenciar la asunción del Presidente de ese país, gastos realizados entre los días 09/03/90 y 14/03/90, y que los comprobantes respectivos habían sido rendidos al organismo otorgante del anticipo, hecho del que no acompañó constancia alguna. Propuso también requerir a este último informe y documentación al respecto.

El descargo de Villamea fue rechazado por el Tribunal de Cuentas con fundamento en que: el anticipo en cuestión le fue otorgado al cuentadante casi un mes después (06/04/90) de los eventos en los que dijo haber aplicado los fondos, por los que no había coincidencia cronológica entre la fecha del anticipo y los hechos presuntamente justificantes del mismo; aún en la hipótesis de un reintegro de fondos, el mismo debió hacerse por el importe exacto de los comprobantes rendidos y no por una suma global e indiscriminada, bajo el rubro genérico de "anticipo con cargo a rendir" como en realidad ocurrió; que el cuentadante no acreditó ante el Tribunal haber rendido cuentas ante el organismo otorgante y en el mismo no existía ninguna documentación demostrativa de que ello hubiera ocurrido, permaneciando el anticipo como pendiente de regularizar, hecho que había sido previamente comprobado en auditoría; que asimismo, no pudo encontrarse ningún acto administrativo que le asignara la referida comisión del servicio ni la orden de liquidación de viáticos. De modo tal que, con sustento en als razones expuestas, y no encontrando el Tribunal que lo manisfestado por Villamea pudiera ser tenido como 

 Indice     Anterior      Siguiente     Arriba


-

webmaster@tribunalesdecuentas.org.ar | publicidad@tribunalesdecuentas.org.ar
©2003-2004 Todos los derechos reservados